Lo que es, es

Quizás puede resultar extraño este título. Puede parecer que se escribe desde un cierto momento de resignación.  Y, sin embargo, nada más lejos de la realidad.

El cómo llegó la frase a mi cabeza (quizás a mi memoria) daría para una tarde entera frente a un té, al que te invito cuando te apetezca.  Pero lo que no tuve duda en ningún momento fue de la importancia que tenía. Porque para mí significa tomar conciencia de lo que sucede a nuestro alrededor y también en nuestro interior.

Hacía casi un año que seguía unas sesiones de Antigimnasia. Explicaré más adelante mi experiencia y todo lo que me aportó, pero para que te hagas una idea, la antigimnasia nos devuelve a nuestro cuerpo y nos hace conscientes de sus límites (que no sus limitaciones). Ser conscientes debería ser un objetivo, porque atrae muchos más. Si quieres leer más sobre antigimnasia te recomiendo los libros de Therese Bertherat. A mí, el que más me impactó fue El cuerpo tiene sus razones

Después de un año, me di cuenta que no sólo había que ser consciente del cuerpo, también de la mente, de los sentimientos, de los apoyos, del mundo que te rodea… Y sin resignación. Entendiendo que “lo que es, es”.

Anuncios